25 abril
Pantallas interactivas multitouch

La evolución tecnológica es una de las características más evidentes del nuevo milenio. Hoy en día, despertar las emociones de los espectadores a partir de lo digital y lo interactivo es prácticamente una obligación si queremos dirigirnos y conectar con un público acostumbrado a la digitalización de su entorno.

La tecnología multitáctil es una de las innovaciones que hemos ido incorporando en nuestra rutina de trabajo, especialmente en exposiciones, en las que queremos impactar con nuestro contenido, pero también con la interfaz que le proponemos al usuario. Para responder a esta realidad, las pantallas interactivas multitouch suponen un buen recurso audiovisual para aportar este toque de innovación que necesitamos en nuestra exposición.

El punto de encuentro entre persona y computadora

La fusión del mundo real con el virtual se hace a partir de un simple contacto entre el ser humano y cualquier tecnología y más aún en la actualidad, donde esa conexión se realiza en tiempo real, cuando nuestro dedo toca un botón en una pantalla para realizar una acción concreta.

Ahora seleccionamos varios puntos, rotamos la pantalla, hacemos zoom, pasamos de página o retrocedemos como si de un libro en papel se tratara…, y todo con nuestros dedos. Esta “coreografía” a la que ya estamos acostumbrados puede ayudarnos a explicar nuestros argumentos en una exposición de una forma mucho más sencilla ya que no perdemos el tiempo en abrir, cerrar y buscar información, sino que simplemente con un gesto intuitivo podremos acceder a aquello que queramos mostrar a nuestra audiencia.

Acceder a más información de forma intuitiva

Antes, teníamos un menú fijo en un punto de la pantalla con opciones limitadas. Hoy en día podemos tener toda la información en nuestra “mesa virtual” y moverlo a nuestro parecer; esconder imágenes, volverlas a recuperar, mostrar un gráfico antiguo, modificarlo al momento… ¡Ahora más que nunca la tecnología está en nuestras manos!

De este modo, en una exposición, mediante una presentación con un contenido interactivo audiovisual, podemos mostrar información relevante que potencie nuestra idea.

Entornos colaborativos, la nueva tendencia

Una de las nuevas situaciones que aparece gracias a la interactividad son los entornos o espacios colaborativos. Mediante una gran pantalla, se muestran todos los instrumentos necesarios para compartir contenidos – ya sea con personas que estén en el mismo espacio como personas que estén en otras localizaciones, pero estén al otro lado de la pantalla. Por ejemplo, una exposición que se esté llevando a cabo con múltiples sedes a la vez, los diferentes grupos de usuarios se pueden relacionar entre sí compartiendo su experiencia de contenidos gracias a este entorno creado.

Con este tipo de pantallas podemos crear presentaciones, incorporar nuevas anotaciones planteadas durante la exposición o compartir ideas y opiniones.

Sin duda, las pantallas interactivas son un elemento más en nuestra exposición que favorecerá la transmisión de mensajes. Ten en cuenta que no únicamente la pantalla debe ser interactiva; el contenido también debe estar preparado bajo una interfaz visualmente atractiva. Si necesitas ayuda para crear un contenido interactivo creativo y eficaz en tu nueva exposición, ¡Hablemos!

Equipos Audiovisuales de alquiler con EIKONOS

18 abril
Instalaciones audiovisuales para museos

La tecnología nos ayuda a hacer realidad propuestas que aparentemente resultan imposibles de llevar a cabo. En el caso de los proyectos culturales, las instalaciones audiovisuales para museos han conseguido evolucionar el sector y conseguir que sea mucho más atractivo a todo tipo de públicos.

¿Cuáles son esos elementos esenciales que consiguen que el espectador viva una experiencia 360?

El juego de la iluminación

Aunque resulte un recurso fácil, la iluminación juega un factor importante en la ambientación de un escenario. De hecho, la teoría de la Gestalt en cuanto al concepto de forma considera la luz como un elemento de expresión, pues nos permite distinguir unos objetos de otros, diferenciarlos de sus fondos, darles forma y volumen… De este modo, nos ayudará a crear ambientes, efectos especiales determinados y espacios más oscuros para crear una mayor tensión, así como el uso extremo de contraste entre luz y sombra.
Piensa en qué elementos te gustaría destacar y haz que la iluminación cobre un papel importante sobre éste mediante equipos de iluminación como focos, cañones de seguimiento, cabezas móviles…

La temperatura de la luz y el filtro de color bajo el cual actúa servirá para darle un tono cálido o frío a los objetos que iluminamos.

Un equipo de sonido envolvente

Del mismo modo que la iluminación aprovecha la oscuridad para provocar un efecto en nuestra experiencia, el sonido adopta el silencio como un recurso de contraste que conseguirá sorprendernos.

Es imprescindible contar con un buen equipo de sonido que nos permita conseguir que el visitante viva una experiencia global, a partir de la coordinación de la imagen y el sonido. Para construir la narrativa de un guión – en este caso, la historia que va a vivir el asistente – debemos saber cómo queremos guiar al espectador y en qué punto queremos tensionarle, relajarle o, incluso guiarle para que vayan a un punto concreto.

La interactividad, el punto de innovación

Si con la iluminación podemos jugar con las sombras y con el sonido podemos enfatizar la tensión de los visitantes, ahora nos quedará aportar el toque de innovación mediante contenido audiovisual interactivo que implique a nuestro público, e impacte especialmente a los nativos digitales.

A partir de pantallas interactivas con juegos didácticos, proyecciones que aparezcan de forma inesperada en las paredes del museo, animaciones que nos guíen durante el recorrido, vídeos explicativos, hacer uso de la realidad aumentada y un largo etcétera, podremos conseguir esa experiencia integral que buscamos y convertir a un espectador pasivo en el protagonista del contenido que estamos explicando.

Para ello, es imprescindible contar con un gran equipo informático, espacios dedicados al control de todos estos dispositivos y un personal cualificado para que el público viva una aventura que no pueda olvidar.

¿Necesitas una buena instalación audiovisual en tu proyecto cultural o museo? ¡Hablemos!

 

Equipos Audiovisuales de alquiler con EIKONOS

01 diciembre

Vivimos en un entorno digital que nos permite poder disfrutar de experiencias que  pocos años atrás eran inimaginables. También es cierto que estas prácticas evolucionan en un abrir y cerrar de ojos, así que más vale saborearlas bien. Gracias a esta evolución constante el sector audiovisual está envuelto de una tecnología innovadora e incluso sensorial capaz de sorprender a cualquiera.

Hoy hablaremos de la interactividad, un recurso que permite acercar usuario y producto, generando infinidad de posibilidades con el objetivo de grabar experiencias en el recuerdo de las personas. Lo cierto es que existen diferentes formatos publicitarios en los que la principal protagonista es la interactividad; sin lugar a dudas, una gran arma para los grandes canales, marcas o productoras audiovisuales.

En definitiva, la interactividad permite al usuario pasar de ser un simple espectador de imágenes, texto y vídeo, para convertirse en algo más activo, interactuando con todos estos elementos.

Usos interactivos de éxito

Tal y como ya hemos comentado, son varios los usos que se le ha dado a la interactividad, algunos de los más destacados son:

  • Escaparates interactivos: seguramente uno de los que más de moda está. Eikonos ha podido colaborar en la realización de varias de estas acciones incorporando videowalls de grandes dimensiones. Este tipo de escaparates consiguen llamar la atención de la persona a cambio del simple movimiento de su mano o cuerpo.
  • Televisión interactiva: gracias a la distribución de televisión por Internet, las grandes compañías y productoras audiovisuales han hecho realidad la publicidad interactiva en el televisor. TV3 es un ejemplo de ello.
  • Publicidad interactiva: Internet: dejamos atrás ya la publicidad unidireccional en la que el usuario era un simple espectador. Y es que gracias a las innovadoras tecnologías la publicidad tiene dos direcciones.
  • Aplicaciones interactivas: posiblemente el uso que más se está explotando y un sector en el que la interactividad aún tiene mucho por decir.
  • Educación: actualmente con un único navegador web podemos planificar una estrategia de aprendizaje no sólo para los más pequeños, sino también para adultos. Lo cierto es que los recursos educativos interactivos son muchos y hasta día de hoy están obteniendo mucho éxito.

Así pues, la tecnología sensorial e innovadora capaz de captar movimientos es la que actualmente está marcando la diferencia respecto al resto de spots, escaparates, aplicaciones tradicionales o convencionales. Experiencias directas y personales con una comunicación direccional son las más valoradas y en Eikonos podemos hacerlas realidad. ¿Nos ponemos en marcha?

29 octubre

Con la tecnología, museos y exposiciones están evolucionando constantemente incorporando nuevas formas de presentación y de interactuación con la muestra. Una exposición actualmente no puede dejar al margen los medios audiovisuales que tenemos disponibles y hoy por hoy, podemos decir que ésa será una de las claves de las que dependerá su éxito o fracaso.

Además del contenido y la temática de la exposición, los aspectos audiovisuales juegan un papel muy importante en cómo se presenta todo el contenido y los materiales. Un ejemplo muy claro es la exposición sobre el Titanic que pudimos ver en España hace unos meses. Es evidente que es un tema que interesa y que después de la exitosa película de James Cameron ha levantado pasiones alrededor del mundo.

En la exposición se podían ver objetos originales recogidos de los restos del barco, había recreaciones a tamaño real de algunos de los pasillos interiores y habitaciones e incluso un gran bloque de hielo con el que poder experimentar mínimamente el frío que pasaron las víctimas del hundimiento. Estos materiales, y la exposición en general no hubiesen sido lo mismo sin un conjunto de instalaciones audiovisuales para exposiciones que ayudaban por un lado a potenciar y mejorar la exposición de los elementos y por otro lado a ofrecer más información adicional a través de audioguías, vídeos o paneles interactivos.

¿Cómo serán las exposiciones del futuro?

Las claves para las exposiciones del futuro se encuentran en las instalaciones audiovisuales. Estas, que ya actualmente son fundamentales deben evolucionar para ofrecer contenidos personalizados a los visitantes pudiendo así mostrar la información de forma individualizada en función del espectador.

La interactividad es la nueva regla en las instalaciones audiovisuales para exposiciones. Así el visitante deja de ser un espectador pasivo e interactúa directamente con la exposición. En este sentido, los smartphones y dispositivos móviles juegan un papel importante y ya son muchos los museos que han desarrollado diferentes tipos de apps que mejoran esta interactuación con los usuarios ya sea con rutas virtuales o con exposiciones de realidad aumentada, por ejemplo.

Museos y exposiciones deben continuar con este proceso de evolución, adaptando sus instalaciones y colecciones para ofrecer una experiencia que vaya más allá de la simple visualización. Los medios audiovisuales deben estar presentes en cualquier exposición de hoy en día, puestos al servicio de la misma para conseguir una mejor transmisión del mensaje.